.
.
.
.
.
.
.

Seguidores

martes, 11 de noviembre de 2008

Cera

Mi abuela de cera,
la carne muerta,
la pena viva.
Esta noche los leños no abrigan,
nada abriga.
Ceniza caliente.
Y ver la vida,
en ojos de otra gente.
Palabras venid a este luto,
doliente.

2 comentarios:

Paloma dijo...

Por qué? Hoy todavía no se cumple...

Un abrazo cálido de mañanas y dias y noches en tu corazón de niño perdido.

* SINE DIE * dijo...

Deliciosas espinas..

Me ha encantado el poema.