.
.
.
.
.
.
.

Seguidores

sábado, 29 de noviembre de 2008

Finales

La belleza es relativa, dicen que está en el ojo de quien mira. Palabras y mas palabras para esconder las soledades. La soledad ,el sol de la edad. ¿Qué palabras mueven los corazones? ¿Dónde se guardan los adioses? ¿Son eternos?
Demasiados preguntas perdidas.

5 comentarios:

Paloma dijo...

Demasiadas pregunas perdidas. Demasiados corazones perdidos.

A veces surge el milagro de encontrarse y darse la mano durante un trecho del camino, ése que para en un nuevo adiós. O quizás no, ¿quién sabe?

Los adioses se guardan en la misma cajita donde la tristeza, el desencanto, la pérdida de inocencia han encontrado acomodo.

Los sujetamos fuertemente de la otra mano, la que nos queda libre, el resto del camino.

Son los más fieles compañeros de viaje, por eso es necesario no dejarles tirar de nosotros con demasiada intensidad, tanta en ocasiones que nos obligarían a aferrarlos con las dos manos, impidiéndonos acompasar nuestros pies a otro ritmo que no sea el suyo.

Un beso en tus soledades.

secretpath dijo...

La belleza es relativa, relativa al alma de quien mira.
La soledad es real y verdadera, y no hay sol que la caliente, ni edad que la maquille, ni orgullo que la haga soportable.
El adiós es un veneno que no debiera usarse en el alimento de lo recién nacido, y que mana con demasiada abundancia sobre los tejados nocturnos, desamparados y blancos de luna helada

xenevra dijo...

Quizás por eso son tan bellas las palabras aunque hablen de soledades, o edades, o corazones; porque al hablar de ellas sabemos de las compañías, de las vidas, de los sentimientos removidos en conmociones.

Los adioses?? Los adioses no se guardan, se olvidan, porque sólo son guiños del diccionario que quiere engañarnos. Los adioses no existen.

Xocas dijo...

Me paso por tu casa, después de desviar mi camino desde el senderito de Paloma.
Yo creo que hay cosas que tiene el peso que queramos darle y otras que pesan porque sí. La razón no es conocida, o quizás se le dan explicaciones que nunca pueden entenderse.
Quizás el error es buscarle explicaciones a todo. La eterna manía de saber, controlar, preveer, evitar...
Quién sabe...


Un abrazo.

Andrea dijo...

...qué te pierdes, cuándo te enredas en las preguntas??
demasiadas las respuestas que al final nunca satisfacen... :-D
un saludito [de los pequeños ;)]